Hoy de comer… Gin Tonic!

Hola a todos! Ante todo quiero presentarme, soy Juan, Jefe de Cocina del maravilloso Agora Spa y Resort de Peñiscola.

Para estrenarme en mi blog, y aprovechando que los dos próximos fines de semana nuestros temáticos  giran en torno al Gin Tonic, os voy a explicar un secreto  preparando un Gin Tonic original, sorprendente y diferente, que se disfruta comiéndolo y no bebiéndolo. Hoy vamos a elaborar una gelatina de Gin Tonic.

Para ello vamos a necesitar lo siguiente:

  1. Ginebra de nuestro agrado
  2. Vuestra tónica preferida
  3. 3 hojas de gelatina
  4. Limón

Procedimiento:

Para empezar a realizar nuestra gelatina de Gin Tonic, pondremos en remojo en un bol con agua fría las tres hojas de gelatina para repostería. Estas hojas las encontraremos fácilmente en cualquier supermercado o gran superficie.

En el siguiente paso de nuestra receta necesitaremos un cazo para calentar la tónica. En él vertemos con cuidado, para que no pierda el carbónico, dos tercios de una botella de tónica que pondremos al fuego. Es importante que la tónica no llegue a hervir, ya que no buscamos que se evapore ni pierda demasiada burbuja.

En el momento en el que empiece a salir vapor, retiraremos la tónica del fuego y añadiremos las hojas de gelatina, escurridas y ya reblandecidas por el agua, en el cazo. Removeremos con suavidad la tónica junto con las hojas de gelatina para que estas se disuelvan por completo y verteremos la mezcla en un bol.

Ahora añadiremos a nuestra tónica con gelatina la ginebra elegida, el tercio restante de tónica que quedaba en la botella —todo ello en las medidas habituales de un Gin Tonic—, y el jugo de medio limón. Removeremos la mezcla cuidadosamente durante unos minutos y dejaremos reposar en la nevera como mínimo dos horas.

En cuanto la gelatina de Gin Tonic se enfríe y solidifique, ya estará lista para tomar. La podemos presentar en forma de cubos, simulando unos cubitos de hielo, o por ejemplo dentro de una copa. Además, antes de pasar por la nevera y para que el aspecto de la gelatina sorprenda todavía más, podemos añadir ralladura o sorbete de limón al preparado. A la hora de presentarlo, resulta buena idea hacerlo junto un poco de helado de limón.

¿Que tal os ha salido? Espero vuestros comentarios.

5 Comments

  1. Cristina

    Hola!! Yo la he probado con el helado de lima y con helado de vainilla y está muy buena.

  2. Marcos

    Yo lo voy a probar esta noche. Ya os contare que tal. ¿Que helado me recomiendais?

  3. Juan (Chef)

    Para mi la mejor opción es el limón, mantiene cierta acidez del Gintonic con el toque dulzón del helado. Si eres más de dulce apuesta por el de vainilla. Es cuestión de gustos. Eso, ya nos cuentas.

  4. Laura

    Lo mejor para acompañar la gelatina es un buen ¡¡Gintonic!!

  5. Se puede llevar pajarita a la fiesta de mañana????

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>